Mascotas y Bebés!!
  • Anto

Mascotas y Bebés!!


Hoy queremos hablar de las mascotas y los bebés, sabemos que muchos quieren informarse de cómo tener una buena convivencia entre tu perrito y tu bebé, y es que sabemos que cuando llega un nuevo integrante a la familia nuestras mascotas se sienten celosas o desplazadas. Lo ideal es que la relación entre tu bebé y tu perrito o gatito sea la mejor, que vaya mas allá y que sea una relación de ¨ hermanos ¨.


En este caso te ofreceremos la información necesaria y todos los consejos que ofrece la doctora Sylvia Arrau, docente de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad del Pacífico, entrega algunos consejos:

-Preparar a la mascota. Antes de que el bebé nazca, “se puede iniciar la relación utilizando el olfato del perro, haciendo que huela una prenda del bebé hasta que se habitúe a sus aromas”, detalla la doctora.

-Mascota y recién nacido. Cuando ya el bebé ha llegado a la casa, el proceso debe ser lento y cuidadoso. “Hay que presentarlos con naturalidad, más bien como un juego en común. Se deben descubrir mutuamente, ojalá a través del juego”, señala la experta y agrega que “los animales jóvenes se adaptan más fácilmente al nuevo escenario porque para ellos es natural jugar”, señala la docente.

-Intensidad del juego. No hay que olvidar que los animales tienen garras y muchas veces en un ambiente de juego pueden no moderar su fuerza y dañar al pequeño. “Solo hay que moderar la intensidad del juego con el bebé. Hay que tomar en cuenta que un niño tiene proporcionalmente una cabeza de mayor tamaño que la de un adulto, lo que hace que hasta una cierta edad el perro lo perciba como un individuo diferente de los seres humanos adultos, lo que en ciertas ocasiones puede ocasionar una reacción violenta cuando no ha habido una presentación adecuada entre ambos”, advierte la especialista.

-No dejar de lado a la mascota. “Lo importante es nunca dejar de realizar las actividades que se compartían con el animal antes de que el bebé llegara a la casa. Se deben mantener los hábitos de paseo y juegos, cariño y atención. Además de sumar a estas actividades al nuevo integrante de la familia”, recomienda la doctora Arrau.

-Si su gato es celoso. Se puede dar el caso que, aun cuando se hayan seguido las instrucciones, la mascota no acepte al nuevo integrante de la familia que le “robó” su lugar. “El gato se manifiesta en contra cuando otro individuo invade su territorio en forma brusca. Los gatos se ven especialmente molestos con los cambios de rutina. Son animales que marcan con sus glándulas faciales las llamadas feromonas, los objetos familiares, lugares e incluso los seres o sus ropas con los que se relacionan. Si esa marca desaparece, el gato se desorienta, se siente amenazado y se estresa, cambiando así de comportamiento”, explica la profesional.

Lo importante es que si el felino se siente invadido y rechaza al bebé, hay soluciones. “Pueden usar el producto Feliway, similar sintético de las feromonas naturales del rostro de los gatos. Este spray se puede rociar en los ambientes que el gato conoce, lo que hace que se sienta más seguro y baja la ansiedad por el nuevo ser. Se debe hacer a diario, con anticipación, en los lugares donde estarán en común, durante 15 días”, indica la médico veterinaria.

-Reacción de los perros frente a un bebé “Todo depende de una buena socialización con humanos y otros animales. Si fue la experiencia fue adecuada, entonces el animal entenderá que él es el último peldaño de la escala jerárquica dentro de la familia y nuestra labor es enseñarle que el niño está por sobre él”, asevera la docente de la Universidad del Pacífico.

-Enseñarle al niño. “Hay que enseñarle al niño que cuando es brusco con el perro o gato, puede hacerle daño y éste puede reaccionar defendiéndose. Hay que enseñarle el respeto por el espacio y tiempo de la mascota, mientras duerme, come o simplemente si está cansado de jugar. Por supuesto debemos observar la respuesta del perro frente a la actividad de un niño que le ocasione molestias y enseñarle a no hacerle daño”, desglosa la experta.

-Higiene. “No es bueno que una mascota duerma con un bebé, ya que sería probable que éste lama al pequeño y, por más desparasitado y vacunado que esté, igual la flora del hocico del animal es bastante variado y puede ocasionar alteraciones dermatológicas en la piel del niño o causar infecciones, ya que los animales en general tienen hábitos de higiene que el ser humano no tiene”, precisa la docente.

Ejemplo de juegos:

-Con los gatos: se pueden utilizar luces láser, donde el felino intentará cazar la luz. También existen juguetes con propósito, como para actividad nocturna: platos que giran y emiten luces, alfombras que se encienden al pisarlas, etc.

-Con los perros: su juego preferido es con pelotas o con discos, y también les gusta mucho el tirar de cuerdas especiales, que no les hace daño en sus dientes o encías.


Cuando un bebé llega a casa no podemos olvidarnos de nuestras mascotas, ellos se convierten en parte de la familia y sienten y padecen todo, las mascotas son muy inteligentes y son capaces de observar y percibir todo, incluso tienen sentimientos y emociones como todos. Es por ello que debemos lograr mediante un proceso que la mascota y el bebé creen un vínculo afectivo positivo y puedan convivir felizmente ambos.

Siempre que pases por esta etapa tendrás muchas preguntas, en como se llevaran, en las atenciones que debes compartirle a ambos y muchas cosas mas.

El perrito o gatito se acostumbraran a la compañía del bebé, solo es cuestión de tiempo y un proceso de adaptación en donde la mascota acepte al pequeño nuevo en casa, todo se maneja de manera lenta y con mucha paciencia, ya que son animales y por muy inteligentes y maravillosos que sean, para ellos es un cambio radical el tener un bebé en casa y compartir su atención.

Se debe acostumbrar a la mascota a tener su propio espacio en la casa, ya que con un bebé todo cambia, es muy importante la higiene tanto para el pequeño como para el perrito o gatito. Todo se debe mantener en orden y limpio, los bebés son muy delicados.

En la página web de Serpadres.es nos hablan sobre las razones por la cuales los bebés y los perros son compatibles en muchas cosas. Tener un bebé y un perrito en casa son dos cosas maravillosas, son experiencias nuevas y aprendizajes nuevos.

14 razones por las que SÍ son compatibles los bebés con los perros:


1. Notan lo que ocurre, Cuando la barriguita empieza a crecer, el perro nota cambios en la futura mamá. Comenzará a dar un cariño especial, a cuidar y proteger.

2. Guardianes, Serán los guardianes de tu bebé. Estarán pendiente de él, dándole un cariño especial. Si les pasa algo, te enteraras porque el perro no se separará de tu hijo.

3. Un cariño especial, Los niños sienten un cariño especial hacia los animales. Se convertirán en compañeros de juegos, de siestas y de comidas. Además, como papás, deben estar tranquilos ya que con un perrito en casa, su peque estará siempre bien cuidado.

4. Salud, Antes se pensaba que vivir cerca de animales, como perros y gatos, aumentaba el riesgo de alergias. Obviamente, si la persona es alérgica, tener un animal de compañía en casa es complicado y habrá que extremar las medidas de higiene.

Sin embargo, actualmente diversos estudios han demostrado que el hecho de convivir con mascotas reduce el riesgo de padecer alergias y no solo eso, sino que también ayuda con el asma y la hiperactividad.

5. Compañía, El peque siempre tendrá a su compañero para todo lo que vaya haciendo y no se sentirá solo en ningún momento. Asimismo, al igual que sirve para darle compañía, también se sentirá protegido.

6. Fidelidad, Los niños aprenderán el concepto de confianza, de fidelidad, porque una mascota nunca les abandonará. Crecerán con ellas y conocerán muchos valores gracias a los animales.

7. Alerta, Como, además, son fieles protectores, estarán en alerta ante cualquier situación de peligro para cuidar, proteger y ayudar a tu hijo.

8. Tiempo libre, ¿A tu peque le gusta estar en casa? ¿Es más de jugar en su habitación que en la calle? ¿Está enganchado a la television o a la tablet? Con una mascota esto se solucionará, ya que hay que sacarla a pasear, a bañarla, etc. por lo que el niño puede colaborar siempre en estas tareas e incluso, cuando crezca, hacerlo solo.

9. Compañero de juegos, Si solo tienes un hijo tener una mascota les vendrá muy bien porque siempre se sentirán acompañados y, por supuesto, tendrán su compañero de juegos. Y no solo para hijos únicos, sino que todos los hermanos pueden jugar con el perrito.

10. Recuerdos, Además, cuando sean mayores podrán tener un montón de recuerdos de los buenos ratos que pasaron junto a su amigo de cuatro patas.

11. Sociabilización, También gracias a las mascotas, los peques aprenderán distintos valores como el de sociabilización. A los niños a los que les cueste más entablar relaciones sociales, tener una mascota les ayudará muchísimo.

12. Aprendizaje, Tener un animal cerca les enseñará muchos conceptos como: qué es la confianza, qué es el respeto, la fidelidad, etc. Además, también podrán aprender el paso del tiempo ya que los perros envejecen mucho antes que las personas.

13. Ayudan a niños, Está demostrado que los animales y, en este caso, los perros, ayudan a niños con distintas enfermedades. Por ejemplo, en niños con autismo las terapias con animales son muy beneficiosas.

14. Mejor amigo, En definitiva, se harán mejores amigos y siempre serán fieles el uno al otro.


#Perritos #Gaticos #Bebés #Consejos #tips

19 vistas

Medios de pago disponibles

Newsletter

6  cuotas sin interés

Inscríbete y obtén un 5% descuento en tu primera compra

Chic Dog © 2020 | Av Italia 1308, Providencia, Santiago, Chile | Todos los derechos reservados.

  • Instagram
  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • W-Pinterest